¿Qué es el Parvovirus y como se cura?

Indice de Contenidos

¿Qué es el Parvovirus?

El parvovirus en los perros, también conocido como parvo, es una enfermedad muy contagiosa que afecta a los cachorros que aún son demasiado jóvenes para ser vacunados, a los cachorros dentro de su curso de vacunación y a los perros adultos no vacunados. Los signos más evidentes del parvovirus son gastrointestinales, y los perros afectados están aletargados y pierden el apetito.

¿Cómo saber si mi perro tiene Parvovirus?

El parvovirus es un virus muy agresivo que ataca el sistema nervioso del perro, dejándolo extremadamente vulnerable a todo tipo de enfermedades y afecciones graves. El virus puede causar síntomas muy graves rápidamente. Si nota alguno de estos signos en su perro, busque atención médica inmediata; el virus puede causar graves daños a la salud de su perro e incluso la muerte en un plazo de siete a diez días

Síntomas

Vómitos. Cuando se infectan con el Parvovirus, los perros vomitan mucho más de lo que puede considerarse habitual. Vigile a su perro y, si la frecuencia de los vómitos se incrementa, podría ser un signo de infección.

Diarrea. Al igual que los vómitos, el perro comenzará a producir en abundancia heces líquidas. Estos excrementos apestan y puede haber sangre en ellos. Vigile el color y la frecuencia con la que su perrito expulsa sus residuos.

Deshidratación. Se produce de forma natural cuando su perro empieza a sufrir diarrea y vómitos. Busque los signos reveladores: aumento de la ingesta de agua, letargo y debilidad en el cuerpo. Vigile las encías y los ojos de su perro; si los ojos están hundidos y las encías están secas o pálidas, la deshidratación grave podría ser una amenaza.

Pérdida de peso. Notará que su perro empieza a perder peso rápidamente. La diarrea y los vómitos harán que su mascota pierda peso y el apetito se reducirá considerablemente.

Debilidad. Si su perro no tiene el mismo entusiasmo por comer o muestra desgano ante el ejercicio físico, es muy probable que esté gravemente enfermo. Preste atención a los signos de debilidad física, como el tambaleo de las patas traseras, la incapacidad de mantener el equilibrio y el letargo general.

Estos síntomas son compartidos por una serie de enfermedades y condiciones que afectan a los perros. Aunque puede que no sea el Parvovirus lo que está causando los vómitos o el letargo, si nota alguno de estos signos, siempre es una buena idea buscar atención médica lo antes posible. El Parvovirus actúa rápidamente y puede ser mortal si no se trata

¿A los cuantos meses se vacuna contra el Parvovirus?

Vacunar a su mascota contra el parvovirus es la única manera de protegerla de la enfermedad. La vacunación es altamente eficaz y muy segura. Los cachorros deben ser vacunados según lo siguiente:

Calendario de Vacunación

Vacuna inicial a las 6 u 8 semanas de edad

Vacuna de refuerzo a las 10 o 12 semanas de edad

Vacuna de refuerzo a las 14 o 16 semanas de edad

Una vacuna de refuerzo un año después de terminar la serie de vacunas del cachorro

Las vacunas posteriores se basan en las recomendaciones de su veterinario, teniendo en cuenta la edad y el estilo de vida del perro.

Recuerde que su cachorro no tendrá una inmunidad completa contra el virus hasta dos semanas después de su última vacuna de cachorro.

¿Cómo se cura el Parvovirus?

Este virus suele aparecer en cachorros jóvenes no vacunados, pero los perros mayores también pueden infectarse. Existe una prueba que permite detectar la presencia del virus en las heces. Si se sospecha de parvovirus por los signos clínicos, el veterinario realizará esta prueba para confirmar la infección.

Los signos de la infección por parvovirus progresan rápidamente, y la enfermedad puede ser mortal en 48 horas si no se trata. El tratamiento requiere la hospitalización durante varios días, con cuidados de apoyo que incluyen fluidos intravenosos, antibióticos, alivio del dolor y medicamentos para detener los vómitos.  

En algunos casos, los cachorros pueden requerir un tratamiento más intenso de cuidados críticos que incluya transfusiones de plasma o sangre. Incluso con un tratamiento intensivo, algunos perros pueden sucumbir a esta horrible enfermedad.

¿Cómo prevenir el Parvovirus?

1.       Primero tienes que asegurarte que tu perrito este correctamente vacunado. Los cachorros tienen que vacunarse por primera vez a las 6-8 semanas de edad; para reforzar la inmunidad se deben volver a vacunar cada tres semanas hasta que el perrito tenga 16 semanas de edad, y después al año de edad. Los perros adultos que ya hayan sido vacunados necesitan refuerzos anualmente.

2.       Restringe el contacto de tu perro sin vacunar con otros perros hasta que haya sido vacunado con sus dos primeras dosis, a excepción que tengas la seguridad de que los otros perros están totalmente vacunados.

3.       Evita que tu perro esté en lugares que sea concurrido por muchos perros, hay la posibilidad que pueda estar expuesto al parvovirus de perros que no hayan sido vacunados.

4.       Cuando visite a su veterinario para las revisiones de bienestar y las vacunas, lleve a su cachorro en brazos fuera y déjelo en su regazo mientras espera en la recepción. Caminar por donde otros perros han caminado y han ido al baño aumentará el riesgo de que tu cachorro contraiga enfermedades.

5.       El parvovirus es muy difícil de eliminar y puede vivir en las casas y en el suelo de los patios durante más de 12 meses. Si sospecha que su casa o su patio han sido infectados, límpielos con una dilución de lejía de 1:32 (1/2 taza de lejía en un galón de agua). Los jabones y desinfectantes habituales NO matan el parvovirus. Las zonas que no se pueden limpiar con lejía pueden seguir contaminadas. Recuerde que el virus puede sobrevivir en una gran variedad de objetos, incluidos los platos de comida, los zapatos, la ropa, la alfombra y el suelo. Cuidado: el cloro de la lejía quita el color a la ropa, los salones y las alfombras si entra en contacto con ellos. El parvo pierde su eficacia después de unos 30 días en el interior. Si no quieres blanquear o vaporizar los tejidos de tu casa, deja pasar al menos un mes para que el virus muera de forma natural antes de introducir nuevos perros en tu casa.

6.       Si trabajas o pasas tiempo en lugares donde tienes contacto con perros, cámbiate de ropa y zapatos y lava tu ropa de trabajo. antes de volver a casa con tu perro o cachorro.

7.       Si su perro o cachorro tiene diarrea con sangre (a menudo grave), fiebre, letargo (falta de energía), pérdida de apetito, malestar (malestar asociado a la enfermedad), pérdida rápida de peso, vómitos, llévelo al veterinario lo antes posible. Todos estos son síntomas de parvovirus. ¡Recuerda que los perros infectados pueden mostrar sólo un síntoma!

8.       Si está pensando en adoptar un nuevo perro, o llevarlo a la escuela de cachorros, le recomendamos que deje en casa a los cachorros o perros no vacunados. ¡Es muy importante hacer un encuentro y saludar, pero tómese el tiempo para asegurarse de que su perro está completamente vacunado primero!

Leave a Comment