Portada » Blog » Tips para cuidar a un perro anciano

Tips para cuidar a un perro anciano

Indice

Envejecer es una parte normal de la vida, y en algún instante todos y cada uno de los perros se vuelven ancianos. Lo indispensable saber que un perro anciano va a tener necesidades de cuidados diferentes a un cachorro o un perro adulto.

Cuando un perro se vuelve mayor, pierde movilidad, su sentido del oído y su vista dejan de ser tan buenos como antes y son más propensos a distintas enfermedades. Sin embargo, no quiere decir que su vida llegó al final y ellos pueden pasar sus últimos años saludables y felices.

Los perros no llegan a la vejez al mismo tiempo, por esta razón es imprescindible estar pendiente de los primeros signos de envejecimiento para tomar cartas en el asunto y prolongar la buena salud de su perro. Para que tengas claro cómo hacerlo, compartiremos contigo unos tips sobre el cuidado de un perro anciano.

Estos consejos te ayudarán a que tu cánido y anciano amigo se mantenga sano, feliz y durante la etapa final de su vida.

¿Cuándo se considera un perro anciano?

Un perro al envejecer, comienza a tener menos energía, puede llegar a desarrollar cataratas o bien un deterioro en la audición, también sus órganos pueden dejar de funcionar con normalidad. Esto quiere decir que los perros viejos tienen una mayor propensión de sufrir enfermedades renales, hepáticas, diabetes o bien ser obesos.

El envejecimiento de los perros depende de muchos factores, como la raza, tamaño y de los rasgos peculiares de cada perro. Las razas más pequeñas son consideradas ancianas cuando tienen entre diez y once años. Las razas medianas, como el Labrador, se vuelven ancianos entre los ocho y diez años, y las razas gigantes se les puede consideran viejas a los cinco o seis años.

Sin embargo, recuerda que la genética y la crianza que ha tenido el perro juegan papel importante en el proceso de envejecimiento. Esto quiere decir que un gran danés de seis años puede estar muy sano y no evidenciar ningún signo de envejecimiento.

¿Cómo cuidar a mi perro anciano?

Los perros viejos tienen unas necesidades de cuidado diferentes a las de los perros adultos y los cachorros. Y, para darles el mejor cuidado posible, deberás hacer las cosas de forma un tanto diferente para mantenerlos sanos.

Perro anciano descansando

¿Como alimentar perro anciano?

Una dieta equilibrada desempeña un papel esencial en la conservación de la salud de su perro al envejecer. Los perros viejos corren un mayor peligro de desarrollar obesidad, ya que no tienen las mismas de energías que antes. Por esta razón, es primordial elegir el mejor alimento para perros que esté especializados para perros de su edad con el objetivo de controlar el incremento de peso.

Generalmente tienen poca en grasa y menos calorías, lo que cubre la necesidad nutricional de tu mascota. Descubre en este link una gran cantidad de marcas y tipos de alimentos.

Como los perros ancianos suelen sufrir enfermedades, es una buena práctica consultar a un veterinario si su perrito necesita un tipo particular de comida especializado para su edad y su condición.

Perro Mayor comiendo

Ejercicios y Rutinas

Hacer ejercicio frecuente va a ayudar a tu anciano amigo a mantener su peso ideal y al mismo tiempo causará un impacto beneficioso en su salud general. Un veterinario de confianza puede proporcionarle una rutina de ejercicios de acuerdo a la salud y limitaciones de tu perrito.

Tenga paciencia, empiece lentamente y aumente la resistencia de su perro con paseos regulares y trotes ligeros si es que es capaz de correr.

Conforme su perrito envejece sus niveles de energía son más bajos, si antes de cachorro era capaz de correr a lo largo de media hora continua, ahora es muy probable que no sea capaz de hacerlo.

Perro viejo caminando

Perros viejos y controles veterinarios

La atención veterinaria periódica es una de las cosas indispensables a la hora de cuidar a un perro anciano. Conforme envejece, su sistema inmunitario se debilita, lo que le hace más predispuesto a todo tipo enfermedades.

Por esta razón, la mayoría de los veterinarios aconsejan llevar a los perros ancianos a revisiones periódicas cada 6 meses. Esto permitirá a tu veterinario descubrir si algo va mal desde el inicio y recomendar el mejor tratamiento posible.

Mantener la salud bucal de tu viejo amigo

Casi la totalidad de los perros viejitos no reciben el cuidado dental conveniente a lo largo de su vida adulta, por lo que no es inusual verlos con algunos dientes perdidos. El cuidado de los dientes es parte básica del aseo y debe hacerse de forma frecuentes desde cachorritos.

Para mantener los dientes de su perro sanos, debes lavarlos a diario y si él no es un fanático, un primer paso es darle golosinas dentales. Sin embargo, es crucial llevarlo al veterinario anualmente para que le realicen una limpieza dental más profunda.

Vacunación y protección antiparasitaria

La edad de tu can no importa cuando se trata de la protección contra pulgas, garrapatas y parásitos. Así que debes continuar llevándolo al veterinario para que le administren los tratamientos recomendados como hasta ahora.

Sin embargo, respecto a las vacunas, los perros viejos ya no las necesitan con la misma frecuencia. Por norma general, una vez cada tres años es suficiente, pero siempre se debe consultar a un veterinario, ya que el tendrá claro qué es lo mejor para las necesidades individuales de cada perro.

Aseo Cuidado de la piel en perros viejos

Bañando Perro viejo bañando

Conforme envejecen, lo mismo sucede con su pelaje y su piel; un pelaje que antes era fuerte y brillante puede volverse de aspecto opaco y quebradizo.

Esto significa que tendrás que cepillar a tu can de manera regular, sobre todo para evitar que se formen motas y/o pelo enredado. Es recomendable utilizar shampoos naturales que nutran y mejoren la piel y el pelaje irritados.

Adapta tu Hogar para tu anciano amigo

Los perros mayores son propensos a desarrollar artritis u otras enfermedades óseas y articulares que afectan su movilidad. Por su edad también a veces desarrollan ceguera lo cual limita su facilidad para saltar a la cama al sofá especialmente en la noche.

Una medida que se puede tomar es de brindarles un lecho suave y de una cama al nivel del suelo donde no requiera realizar esfuerzos como saltar. Además, subir y bajar las escaleras puede resultar difícil para ellos por eso debe evitar hacerlo.

Si no hay forma de que su perro evite las escaleras, puede colocar una rampa para perros que facilite sus movimientos. Otra solución es instalar puertas a prueba de perros y limitar su acceso a las escaleras.

Eso significa que tendrá que trasladar la cama, el alimento y los recipientes de agua a la planta baja, de ser posible.

Algunos canes pueden quedarse ciegos totales, por lo que tendrás que verificar que son capaces de desplazarse por la casa. Esto significa que no debes cambiar de ubicación los muebles de la casa pues esto lo confundirá y hará que se choque con las cosas .

Pasa tiempo con tu cachorro

perros viejos paseando

El proceso de envejecimiento es algo normal e inevitable, sin embargo, es muy difícil y doloroso ser testigo de todos los cambios que el envejecimiento puede suponer para tu querido amigo. Lo mejor que puedes hacer es disfrutar el tiempo que pasas con él y apreciar cada uno de los recuerdos que vivieron juntos.

Tu anciano amigo puede sentirse ansioso si no siente que estas a su lado, y eso lo aterra. Por eso, de ser posible pasa todo el tiempo que puedas con tu anciano cachorro.

A pesar de que tu perro no te vea ni te oiga, él sigue necesitando de tu presencia y cuidados para mantenerse sano en lo emocional y mentalmente. Así que, en lugar de preocuparte por la edad de tu amigo, llévelo a caminar, juega con él y engríelo con alguna golosina.

Por desgracia, todo por más hermoso que sea tiene que llegar a su final, si tu perro llega a sufrir muchos dolores o una enfermedad crónica vas a tener que considerar realizar una eutanasia, en este artículo te contamos en que consiste.

Trata a tu perro como a tu mejor amigo, que merece tu amor y atención cada instante. Disfruta cada instante con él y atesora los recuerdos que tengan juntos.